CARNICEROS DESDE 1942

Elaboración, envasado y comercialización de embutidos

Tratamos de conservar la calidad y forma de elaboración artesana aprovechando las nuevas tecnologías y requerimientos sanitarios. El resultado es un producto de máxima calidad y un reconocimiento al trabajo bien elaborado. 

Embutidos El Callosino es una empresa familiar heredera de las recetas y enseñanzas de antiguas generaciones. Nuestros padres, abuelos y bisabuelos elaboraban su propio embutido y lo comercializaban en el mercado central de Elche (Alicante). 

En el año 2000 quisimos dar a conocer nuestro embutido a un mayor número de personas ofreciéndolo a otras carnicerías, tiendas y supermercados. Tras años de lucha por parte de la familia en sus comienzos y de la empresa, hoy en día estamos distribuyendo nuestros productos por gran parte de la provincia de Alicante.

 

Más de 70 años fieles a nuestras raíces y nuestra tradición

868d426c a914 454c b41e 714e3cd833d8
  • CALLOSA 1935-1942: Todo empieza con las matanzas de cerdos caseras en casas particulares y la elaboración de nuestros primeros embutidos. Nuestros bisabuelos, Dña. Concepción Cayuelas y D. Gregorio García se especializan y comienzan a comercializarlos.
  • ELCHE 1942-1960: Tras el fallecimiento de su esposo, Dña. Concepción se desplaza hasta Elche. Eran momentos duros y la necesidad hizo que su hijo, D. Gregorio García dejara su profesión de barbero y se dedicará junto a su madre al negocio de la elaboración de embutidos. En esta etapa se crea un puesto en el Mercado Central de Elche donde se venderán nuestros productos fabricados en un pequeño obrador.
  • ELCHE 1960-1979: Nuestros abuelos, D. Gregorio García y Dña. Carmen Gutierrez continúan con el negocio familiar. A dicho negocio se incorpora a muy pronta edad su hijo Gregorio García, nuestro padre, quien aprenderá todo lo referente al negocio familiar.
  • ELCHE 1979-1990. Tras el fallecimiento del abuelo el negocio pasa a su hijo Gregorio García Gutierrez, quien traslada el obrador a la dirección actual y continúa su venta al por menor en el Nuevo Mercado Central de Elche.
  • ELCHE 1990-2000. Por estas fechas el primer hijo varón de Gregorio García Gutierrez, se incorpora al negocio familiar aprendiendo todo lo necesario para la elaboración de nuestros productos y su posterior venta.
  • ELCHE 2000-2022. Se crea la empresa “Gregorio García Embutidos, C.B.»  que posteriormente terminará llamándose “Embutidos El Callosino, S.L» en agradecimiento y en nombre de todas las generaciones anteriores que han hecho posible que los embutidos elaborados hace más de 80 años sigan gustando al consumidor. En esta etapa reciente cabe destacar todos los cambios realizados en la empresa para poder ampliar nuestro negocio y realizar la venta al por mayor, lo que ha supuesto mejorar el proceso y adecuarnos a todo lo exigido por la legislación vigente en el tema sanitario y una mejora de los procesos y las instalaciones.

La principal y mejor enseñanza que hemos recibido a la hora de elaborar nuestros embutidos es la importancia de la limpieza y el buen trato que se debe dar al producto.

PICADO

El respeto por nuestros orígenes y la calidad son nuestros principales baluartes y los valores que dirigen nuestro trabajo diario. Para que un buen producto salga bien es fundamental que el lugar de trabajo esté lo más limpio posible y que la materia prima sea de gran calidad. Con esto y la experiencia de muchos años conseguimos mantener la calidad de siempre.

Nuestra garantía de satisfacción viene marcada por la experiencia, la innovación y el valor de nuestra tradición, así como del especial cuidado que ponemos en la elaboración de cada producto.

calidad

Todo el proceso se realiza 100% en nuestro obrador.  El proceso es largo y meticuloso, desde la búsqueda de materias primas, trabajando con los mejores proveedores, hasta la entrega del producto al cliente final. Los productos se elaboran y ofrecen diariamente siguiendo estrictos controles de calidad y temperatura para que lleguen lo más frescos posible a los clientes y en perfectas condiciones. Cada fase se desarrolla con mimo y cuidado:

  • Recepción de la materia prima con su toma de temperatura si es necesaria.
  • Supervisión del estado de calidad de dicha materia prima.
  • Conservación de la materia prima en frio o en almacén dependiendo de sus características.
  • Las carnes frescas recepcionadas para la elaboración del embutido se repasan antes de su utilización pieza por pieza para quitar cualquier pieza no apta para el consumo, (huesos, pieles, pelos, partes no comestibles…)
  • Una vez limpias, las carnes frescas pasan al «picado» y «amasado» con sus respectivas especias y al «embutido».
  • Todo producto cuando entra en el obrador queda loteado y comienza su trazabilidad, controlando en todo momento dónde y para qué se utiliza, realizando un seguimiento del mismo hasta que llega al cliente.

Nuestra política de calidad de empresa se basa en:

  1. Mejorar continuamente nuestros procesos productivos con el fin de obtener unos alimentos inocuos orientados a satisfacer las necesidades de nuestros clientes y consumidores.
  2. Cumplir con los requisitos legales y reglamentarios y con los requisitos de inocuidad de alimentos acordados con nuestros clientes, de modo que nuestros productos cuenten con el respaldo legal de seguridad alimentaria.
  3. Implicar a todo el personal de la empresa en la consecución cuantitativa de los objetivos de seguridad alimentaria. Para ello se fomentarán la comunicación interna y la formación continua en inocuidad de alimentos.
  4. Proporcionar al personal de la empresa la formación, adiestramiento y sensibilización en los aspectos de seguridad alimentaria que requiera su trabajo y nuestra organización.
  5. Ser flexibles y ágiles en nuestra organización para adaptarnos rápidamente a las nuevas demandas de nuestros clientes y de las Administraciones públicas.
  6. Establecer una estrecha colaboración entre proveedores y contratistas, clientes y otras organizaciones y la empresa en el ámbito de la seguridad alimentaria. Para ello se potenciará la comunicación externa.
  7. Proporcionar al consumidor información sobre alérgenos.
  8. Comprometer a todo el personal a trabajar de forma respetuosa con el medio ambiente cumpliendo siempre los requisitos legales medioambientales que son de aplicación.